Monday, June 1, 2009

El termino hinayana.

Durante los siglos que rodearon el nacimiento de Cristo tuvo lugar un desarrollo radical dentro del Buddhismo. Una nueva escuela había nacido y sus seguidores la denominaron Mahayana. Cómo esta nueva escuela se diferenció de las más antiguas puede encontrarse en cualquier historia del Buddhismo. Aquí nos concentraremos en uno de los resultados de este cisma: “el término hinayana”.

Los seguidores de las escuelas más antiguas criticaban a los mahayanistas, especialmente por crear nuevos sutras, acusandolos de falsificar la palabra del Buddha. Los mahayanistas, por su parte, reaccionaron a esa crítica acusando a sus oponentes de no comprender la enseñanza del Buddha en absoluto y de ser egoístas y de mentalidad cerrada.

El debate se volvió acalorado y las acusaciones fluyeron desde ambos lados. Entonces, alguien del lado Mahayana del debate tuvo la brillante idea de crear el par de palabras Mahayana/hinayana... y prendió. Llamaron hinayana a sus oponentes, y esta palabra funcionó perfectamente como un insulto –con una simplicidad y un paralelismo con Mahayana que cualquiera podría asimilar.

Hīnayana o, más correctamente, hiinayaana, es un término sumamente despectivo. No significa simplemente «vehículo menor», como se dice a menudo. El segundo elemento de hina-yana –que es yana– significa «vehículo». Pero «hīna» muy rara vez tiene el simple significado de «menor» o «pequeño». Si ese hubiera sido el caso, los textos pali (o sánscritos) lo habrían empleado en otras conexiones como un opuesto de maha –grande. Pero no lo hicieron. El opuesto de maha es cula, de modo que ésta es la palabra normal para «pequeño».

El término hinayana es el eco de un debate muerto hace mucho tiempo –o, más bien, de un debate donde una parte está muerta y la otra, gritando a los vientos. ¿Quiénes eran los oponentes que fueron etiquetados como hinayana? ¿Los theravādas? Probablemente no. En la época en que el Mahayana nació, el Theravada había «emigrado» en su mayor parte a Sri Lanka, y difícilmente podría ser tenido en cuenta entre las escuelas dominantes en el continente indio –donde el debate mahayana/hinayana tuvo lugar.

La más influyente de las escuelas antiguas de aquella época era la Sarvastivada, de modo que ella fue el objetivo más probable –pero no el único– de las invectivas «hinayana». Ahora, la Sarvastivada y las otras escuelas antiguas de la India de aquella época hace mucho tiempo que murieron, excepto la Theravada, pero el debate y los argumentos encontraron la manera de introducirse en los sutras mahayanas como, por ejemplo, es evidente en la propaganda antihinayana del Sutra del Loto –y se sigue repitiendo en la enseñanza mahayana y vajrayana.

Hoy hay confusión, porque los mahayanistas/vajrayanistas usan el término hinayana de tres maneras diferentes:

1. En el sentido histórico: las escuelas premahayanistas son denominadas hinayana.
2. El Buddhismo Theravada moderno es confundido y señalado como hinayana.

El término hinayana es empleado como una parte interna de la enseñanza mahayana/vajrayana.
Veamos estos tres usos con mayor detenimiento.

1) Algunos afirman que el uso de la palabra hinayana, como término para las escuelas más antiguas, sólo pertenece al pasado distante. Eso no es correcto. Puede encontrarse en algunos libros de consulta modernos y, en la literatura más especializada, en, por ejemplo, «Buddhist Philosophy in Theory and Practice», de H. V. Guenther, que cita obras tibetanas de los siglos XVIII y XX.

2) Como ejemplo de la confusión de hinayana con Theravada, citaré «Buddha for Beginners», de la bibliografía de Jane Hope (que estudió con Chögyam Trungpa Rimpoche), publicado en 1995 (sólo dispongo de la versión noruega, de modo que espero que mi retraducción al inglés no sea muy inexacta): «Buddhismo Hīnayana. Una buena introducción al Buddhismo Hinayana tradicional es 'What the Buddha Taught', Walpola Rāhula ... Con un punto de vista actual y escrito por dos occidentales entrenados en la tradición Theravada ... 'Seeking the Heart of Wisdom', de Joseph Goldstein y Jack Kornfield...»

3) Ahora, una confusión persistente que tiene su base en el Buddhismo Tibetano. Algunos dicen que hinayana y Mahayana, desde tiempos muy remotos, son dos términos empleados para describir dos actitudes espirituales diferentes, y citan el Capítulo VII («Loving Kindness and Compassion») del clásico tibetano «The Jewel Ornament of Liberation», escrito en el siglo X, donde el autor, Jé Gampopa, se refiere a hinayana como «capacidad inferior» («theg pa dman pa»). El párrafo se lee como sigue: «'El apego al bienestar de la mera paz (1)' significa la actitud de capacidad inferior (2) en la cual el anhelo de trascender el sufrimiento se enfoca sólo en uno mismo. Esto excluye el aprecio de los otros y, por lo tanto, hay poco desarrollo del altruismo. Cuando el amor-bondad y la compasión se vuelven parte de uno, hay tanta preocupación por los otros seres conscientes que uno no podría desear la liberación sólo para sí.

El Maestro Manjushrikirti dijo: “Un seguidor del Mahayana no debe estar sin amor-bondad ni compasión ni siquiera por un solo momento” y “No es la ira y el odio sino el amor-bondad y la compasión lo que da bienestar a los otros”.
Las notas a pie de página de este pasaje se leen así: «(1) El tibetano zhiba significa 'paz'. En esta sección del libro es traducido como 'mera paz', ya que es utilizado por Gampopa para denotar la paz con relativa falta de compasión que resulta de desarrollar sólo la meditación de concentración. (2) Hinayana: 'capacidad menor' a menudo traducido como 'vehículo menor'. El término implica la capacidad de llevar una carga.

En este caso, la carga es uno mismo, ya que el compromiso de uno es conducirse a sí mimo a la liberación, no a todo el mundo (como sucede en el Mahayana, la 'capacidad mayor').» El problema y la confusión aquí es, por supuesto, que este análisis no se refiere directamente a la palabra pali/sánscrita hinayana, sino a su traducción tibetana «theg pa dman pa». Esta es una cuestión clave, como se mostrará más adelante.

El oringe de la palabra hinayana no es tibetana, china, inglesa o bantú. Es pali y sánscrita. Por lo tanto, el único abordaje razonable para encontrar el significado de la palabra es estudiar cómo la palabra hinayana es empleada en los textos pali y sánscritos.

El segundo elemento, yana, significa «vehículo». No hay desacuerdo en eso. Entonces, ¿cómo se emplea hina en los textos canónicos pali? Todo budista conoce el primer sermón registrado del Buddha, el Dhammacakkappavattana Sutta, dirigido a los cinco ascetas que se convirtieron en los primeros cinco bhikkhus. Allí el Buddha dice: «Estos dos extremos, monjes, no deben ser practicados por aquel que ha renunciado al mundo. ¿Cuáles dos? La complacencia en los placeres sensuales, esto es bajo (hina), grosero, vulgar, innoble y pernicioso...»

Sabiendo que el estilo de los suttas a menudo emplea secuencias de sinónimos de esta manera, para que se fortalezcan y definan entre sí, uno puede considerar, en este caso, a «grosero, vulgar, innoble y pernicioso» como definiciones auxiliares de hina.

Aquí el Buddha denota claramente el camino que no debe ser practicado como hina. En otros textos y comentarios pali, hina aparece muchas veces en la combinación hina-majjhima-pahīta, que es: malo-medio-bueno. En el contexto de hina-majjhima-pahīta (o, a veces, sólo hina-pahīta), la palabra hina siempre es usada como un término para cualidades indeseables como, por ejemplo, odio, codicia e ignorancia. Obviamente significa «bajo, indeseable, despreciable» –y no «pequeño» o «menor».

El comentario Mahaniddesa-atthakatha, uno de los textos donde aparece esta tríada, define la palabra de esta manera: hīinattike hinati lamaka (en la tríada de hina, «hina» es «lamaka»). Ahora, el diccionario de la Pali Text Society define lamaka de este modo: «Insignificante, pobre, inferior, malo, inmoral. El sinónimo habitual es papa.» Y papa significa «mal, malo». De modo que aquí parece que las definiciones van de mal en peor. Entonces, el comentario da ejemplos y explica que los deseos que causan el nacimiento en niraya (infierno, purgatorio) son hina.

Ahora veamos los textos sánscritos. En el Lalitavistara encontramos una versión del Dhammacakkappavattana Sutta, donde la palabra «hina» es empleada exactamente igual que en la cita anterior de la versión pali de ese sutta.
En el Mahayanasutralankara, de Asanga, que es un texto mahayana muy representativo, encontramos algo de interés para nuestra búsqueda. Asanga dice: «Existen tres grupos de personas: hīna-madhyama-vishishta (malas-medias-excelentes)». Esta expresión es paralela al pali «hina-majjhima-pahīta» y viene a demostrar que los mahayanistas que acuñaron el término «hinayana» consideraban a «hina» como un término despreciativo, con el mismo significado que en los textos pali.

Es muy interesante una edición del Catushparishatsutra, en la que el texto es presentado en cuatro columnas paralelas: sánscrito, pali (Mahavagga), tibetano y la traducción alemana de una versión china. Aquí encontramos de nuevo al Dhammacakkappavattana Sutta. Ya hemos investigado el sánscrito y el pali. La versión alemana del chino dice: «Erstens: Gefallen zu finden an und anzunehmen die niedrigen und üblen Sitten der gewöhnliche Personen...» Aquí está poco claro si es «niedrigen» (despreciable) o «üblen» (malo, mal) la palabra que corresponde a «hina». Pero, por lo menos, está claro que la connotación fuertemente negativa de «hina» fue conservada en la traducción china. Hasta ahora nada ha cambiado del significado pali y sánscrito.

En la columna en tibetano, encontramos que la palabra tibetana «dman pa» toma el lugar correspondiente al sánscrito «hina», coincidiendo con la cita anterior de Jé Gampopa. Y aquí tenemos la causa de las confusiones y malas interpretaciones posteriores del término hinayana. Veamos qué dicen los diccionarios tibetano-inglés acerca de «dman pa»: El Sarat Chandra Das' Dictionary dice: «Dman-pa: 'bajo'; con referencia a la cantidad o a la calidad, 'poco'». El Jäschke's Dictionary es aún más ilustrativo: «Dman-pa: 1) 'bajo'; con referencia a la cantidad, 'poco'; 2) con referencia a la calidad, 'mediocre', 'inferior' (sánscrito: hina)».

Así parece que la palabra sánscrita hina, que sin ninguna duda razonable significa «de baja calidad», llegó a ser traducida como la palabra tibetana dman-pa, que posee el doble significado de «baja calidad» y «baja cantidad». Y la cita anterior de Jé Gampopa parece indicar que muchos tibetanos, de ahí en adelante, leyeron sólo el último de estos dos significados como «capacidad menor», «capacidad inferior», de modo que el significado fue distorsionado de «baja calidad» a «baja cantidad».

De esta manera, vemos que la confusión surgió del hecho de que dman-pa tiene dos significados en tibetano. Así, hinayana –que originalmente significaba «vehículo de calidad despreciable»– adquirió el nuevo significado de «vehículo de capacidad inferior». Pero este es el resultado de un método equivocado. Por supuesto que es erróneo retroproyectar el nuevo significado tibetano sobre la palabra sánscrita/pali y decir que «este es el significado de hinayana porque así es como lo explican los maestros tibetanos». Lo que explican los maestros tibetanos es la palabra tibetana dman-pa, no la palabra sánscrita hina.

Por lo tanto, está claro que no se puede afirmar que hinayana tenga el significado «moderado» que le ha dado la tradición tibetana a través de la palabra tibetana dman-pa. Hinayana no es tibetano, es sánscrito/pali, y su áspero y despreciativo significado no puede ser alterado por ningún intento de atenuación.

Entonces, ¿qué es hinayana? ¿Es el Buddhismo Theravāda? No, eso es tanto un insulto como interpretacion a un error histórico. ¿Es una actitud espiritual dentro de los sistemas Mahayana y Vajrayana? No, eso es el tibetano «theg pa dman pa», la actitud de capacidad inferior, y no el sánscrito hinayana, «el vehículo inferior». Por lo tanto, la palabra hinayana existio como producto de un cisma entre los budistas de la antigüedad confundidos en la interpretacion de las enseñansas del buda. Hinayana no es nada más que un mito, aunque confuso y disociador, y los budistas sensatos deberían poner esa palabra a dormir y encontrar otras palabras para denotar aquellas actitudes espirituales que desean definir.

1 comment:

Upāsikā Sujata said...

- Mahayanistas/BVajrayanistas es incorrecto.
- El uso de hinayana es anterior a la adopción del término Mahayana.